domingo, 20 de junio de 2010

Suavidad en el Universo.

Para cualquiera que vea las estrellas brillar en la bóveda celeste comenta en nuestra cabeza que es una maravilla en acción. Pero, cuando capturas a la luna con una cámara de vídeo sin motorización en el telescopio observas que se mueve suavemente y ¡cuántas cosas pasan por la cabeza de uno!

El viernes 18 de Junio era un día con una noche muy apropiada para ver la Luna. El atardecer cargado de una escasa humedad permitió tener un aire seco y fresco durante la noche.
Con el telescopio preparado y la cámara de video bien ajustada se realizó distintas pruebas de grabación y fotografía.
La visión a través del telescopio fue preciosa. Lo podéis ver en la foto de arriba.
El pequeño telescopio de 70 mm. con el prisma corrector, la lente barlow y los aumentos de 25mm. al principio, y luego de 12mm. ofrecieron momentos verdadera mente espectaculares. La zona cercana a la parte oscura, la que daba al sur, ofrecía el espectacular juego de sombras entre los innumerables cráteres lunares; así como los mares de la serenidad, el pinto, los apeninos,etc.
Fue maravilloso.
Ahora, viene una presencia continua de una buena climatología que favorece el avistamiento del cielo nocturno. Lo que pasa es que la hora para observalo debe de ser alrededor de las 22:00 horas para adelante.
También se podían ver Venus o Saturno (pero, los anillos están en línea).
Si no tuviera telescopio no podría saborear de todo esto. Por eso, opino que sería bueno que todo aficionado a la Astronomía debería pensar en tener un telescopio para saborear la belleza que el firmamento nos ofrece.

video
Publicar un comentario en la entrada