martes, 27 de julio de 2010

Silla reservada para tí

Un meteoro. Solo uno (only one). Es el deseo de estos días para muchos de las personas que sueñan por cambiar su suerte o sueñan, y ya está. La ley de la sociedad nos marca un ritmo de vida frenético y muchos solemos concienciarnos de las malas actitudes que estamos generando.
Por eso, cuando llega el verano nos gusta tener tiempo para pasear, montar en bicicleta y salir por las noches para disfrutar del ambiente fresquito de un bar de tapas.
Pero los más soñadores recuerdan su etapa de niñez y quieren más. Saborear el olor y sabor del mar. Saborear el ambiente cálido en una piscina. saborear de un viaje a un sitio distinto. Y por supuesto, saborear de una noche para ver las estrellas. es verdad que la contaminación lumínica avanza sin parar, pero, también es cierto que no podemos solo quejarnos y sentarnos a esperar. Mi lucha personal no es contra un determinado partido político, ni contra un determinado organismo oficial. Mi lucha personal es contra esa persona conformista que no busca el lugar ideal para ver la hermosura del Universo. Señores. Tenemos la suerte que seguidores de este blog han encontrado un lugar inimaginable para ver las estrellas como hace unos treinta o cuarenta años aquí en esta zona del sur. La luz de la bahía, la luz de Jerez, de las ciudades y pueblos que nos circundan perjudican mucho. Yo soy consciente de ello y no por eso me voy a quedar en casa esperando a que las farolas se apaguen por casualidad.
La mejor forma de demostrar que la afición a la Astronomía no es simplemente una tontería en claro desuso es disfrutando juntos y dando la tabarra una y otra vez (para difundirla).
Yo estoy orgulloso de sentir el deseo de disfrutar y de aprender del cielo que me cubre la cabeza.

Disfruta tú también.
Piensa que los momentos se disfrutan cuando uno lo siente de verdad.
Si de verdad te gusta haz todo lo posible por ir al campo para ver las estrellas. Un rato así te lo mereces. Prepara tus prismáticos, tu telescopio, tu sillita, tu bocadillo y disfruta durante un rato con nosotros.
Recuerda que nos gustaría verte allí para compartir ideas. Ahora vamos a quedar para la lluvia de estrellas. Luego, ya veremos.
Publicar un comentario