miércoles, 25 de noviembre de 2009

El deseo de inmortalidad.


Desde hace tiempo se viene hablando que el cambio climático es inminente. Éste es producido por factores contaminantes que afectan a la tierra, produciéndole cambios graduales o bruscos; y que afectan, a su vez, a la seguridad de la raza humana. Es obvio, pensar que el origen del cambio climático está en la misma Tierra. Pero que pensarían si yo les dijera que no es así del todo cierto. Y si les digo que los rayos cósmicos son el remedio a dicho cambio
Pienso que los cambios producidos en el Universo tienen que ver mucho en el cambio de gradual de la Tierra.
Tan solo, pensemos en los rayos cósmicos. No se ven , ni se perciben. Estos son producto de las explosiones de las estrellas,sobre todo de la zona de Centauro, y están cargados de " vida". Están relacionados con la humedad del aire y en consecuencia con la acumulación de nubes. pero los rayos del sol suelen restringir el paso a los rayos cósmicos y producir sequedad en el ambiente, Disminuye la bajada de protones. Por lo tanto, se puede decir que los rayos cósmicos nos dan la vida. ¿Cuánto estará relacionado los rayos cósmicos con el deseo de inmortalidad del ser humano? ¿Somos conscientes de su importancia en la prolongación de la vida de nuestro planeta? Lo cierto es que tenemos que mirar más allá de nuestro planeta para descubrir la importancia que tiene "el Universo" que nos rodea. Tanto hemos leído y visto decir que los elementos contaminantes terrestres perjudican la salud de nuestro planeta. Y mira por donde, podemos curarl, mirando al exterior, a las estrellas.
Para que después me digan que hay cosas aquí más importantes que estar mirando las estrellas. los rayos cósmicos nos dan vida diariamente y además ayudan al planeta a luchar contra la desertización inminente.
Publicar un comentario en la entrada