sábado, 11 de diciembre de 2010

Cómo aprender a ver los cráteres en la Luna


La Luna es un satélite. Gira alrededor de nuestro planeta. Su observación siempre es atrayente. Un amigo mío me dijo un día que ver la Luna era como sentirse seguro en la noche. La Luna presenta en su superficie características muy curiosas. Podemos observar, con un sencillo telescopio o unos simples prismáticos, elementos tan diversos como cráteres, luces blancas, montañas, picos, fallas, valles, depresiones, etc.
Mi mayor ilusión desde joven era capturar la Luna con una cámara de video. Allá por 1994, con mi cámara y el telescopio capturé imágenes en movimiento de cráteres. Os las muestro aquí.

También os muestro mi foto favorita, con la que aprendí desde joven los cráteres de la Luna. Es muy sencillo, debes de tener el dibujo de esta foto a mano y buscar el norte de la Luna que en tu telescopio es el sur y a partir de ahí rastrea poco a poco las zonas en el dibujo y en el ocular. Recuerda servirte de una linterna y no debes mirar por el telescopio más de tres segundos. La luz que refleja la Luna puede dañarte los ojos. LA EXPERIENCIA ES BONITA Y ATRAYENTE. No es necesario irte tan lejos para ver la Luna, desde la azotea, el patio, etc de tu casa puedes verla.
Foto de los cráteres de la Luna tomada del libro Estrellas de la editorial Blume.
Publicar un comentario en la entrada