miércoles, 22 de julio de 2015

Saturno

A más de mil cuatrocientos millones de km es la distancia que nos separa del majestuoso segundo planeta más grande del sistema solar. Conocido desde la antigüedad clásica con el nombre de Saturno padre de Júpiter es un planeta de los llamados gigantes. Es gaseoso. Su densidad es menor que la del agua. Si tuviéramos una bañera llena de agua del tamaño de Júpiter,  Saturno flotaría. La duración de su rotación es muy breve no llega a las 11 horas. De ahí su aspecto achatado en los polos. En cambio, para girar alrededor del Sol tarda 30 años. El tono o color de las nubes es marrón claro debido a la presencia de nitrógeno y helio.
Los anillos.
Es lo que sorprende más cuando lo vemos por el telescopio.
El primero que constató de su presencia fue Hugeyns, ya que Galileo y Marius no llegaron a observa los. Los veían como dos satélites pegados.
Su origen no se conoce todavía. Como teoría más creíble sería que muchos satélites, chocaran entre si. Pero, no se sabe aún. El telescopio espacial Spitzer localizó en el 2009 un anillo exterior que dista de Saturno planeta 13 millones de Km.
Las lunas.
Posee, al menos, 62 lunas. Las más singulares son Titán y Encelado. Pues son potenciales entornos de vida. Encelado gélido con menos 201° presenta pruebas de actividad volcánica.
Titán de 5150 km de diámetro, la sonda Huygens se posó en el 2005 durante al menos dos horas. Nos mostró asombrosos canales de desagüe parecidos a los de la Tierra.

Publicar un comentario en la entrada